Con la práctica obtenida en las filas de universal en Orlando me coloqué en mi espacio a las 8:50 de la mañana el domingo y que creen ya había la fila de la vida ? pero con la compañía de mi tia y de mi vecino ?? sin internet en el celular decidí colocar mi atención en las personas que tenía a mi alrededor.

Cotsco, fila, puerto rico

Las sombrillas estaban de todos los colores. ?

La cantidad de personas que tenían libros en sus manos me sorprendió, jamás pensé que leyeran tantas personas ? al lado mío una chica tenía el libro de “Juntos” me reí porque lo leí y no me gusto para nada el final ?.

Los abanicos de manos estaban por todas partes de diferentes tamaños colores, texturas y sin faltar los que tenían logos.

Cuando estábamos a mitad de camino nos informan que el sistema se cayo ? pero que intentaría arreglarlo lo antes posible, bueno después de todo ese tiempo no me iba a ir así que en la fila me quede con un suspiro.

Llego un punto en que todos en la fila estábamos compartiendo historias desde la que tiene al “familion” en la casa que incluye los hijos sus esposas con los nietos y hasta a la suegra ?. Hasta la que estaba cocinando para todos los vecinos porque no tiene estufa de gas. Una señora nos confesó que estaba contenta solo porque nunca había visto jugar tanto a su hijo con su nieto.

Luego de 3 horas entramos y realizamos nuestra compra, la verdad es que nunca me había divertido tanto en una fila.

Espero que pronto se restablezcan nuestra hermosa Isla pero que sigamos compartiendo y aprendiendo de nuestras historias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *